Gerolamo Cardano

Gerolamo Cardano (1501-1576) fue un célebre matemático italiano del Renacimiento, médico, astrólogo, jugador de juegos de azar y filósofo.

Nació en Pavia, Italia, hijo ilegítimo de un abogado con talento para las matemáticas que fue amigo de Leonardo Da Vinci.

En 1520, entró en la Universidad de Pavia y estudió medicina en Padua consiguiendo excelentes calificaciones.

Finalmente, obtuvo una considerable reputación como médico en Sacco, y sus servicios fueron altamente valorados en las Cortes. Fue aceptado en 1539 en el Colegio Médico de Milán. llegando a la cúspide de su profesión.

Fue el primero en describir la fiebre tifoidea. Hoy, es más conocido por sus trabajos de álgebra. En 1539 publicó su libro de aritmética Practica arithmetica et mesurandi singulares. Publicó las soluciones a las ecuaciones de tercer y cuarto grado en su obra Ars Magna, datado en 1545. La solución a un caso particular de ecuación cúbica le fue comunicada a través de Niccolo Fontana (más conocido como Tartaglia) a quien Cardano había jurado no desvelar el secreto de la resolución, no obstante Cardano consideró que el juramento había expirado tras obtener información de otras fuentes por lo que polemizó con Tartagli posteriormente.

Su libro sobre juegos de azar Liber de ludo aleae  escrito en la década de 1560 pero publicado póstumamente en 1663, constituye el primer tratado serio de probabilidad abordando métodos de cierta efectividad.

Hizo contribuciones a la aerodinámica, publicó dos enciclopedias de ciencias naturales…

En Bolonia Cardano fue acusado de herejía en 1570 debido al tono de sus escritos y a haber escrito el horóscopo de Jesús en 1554. Fue procesado, pasó varios meses en prisión, abjuró y logró la libertad pero con la prohibición de publicar. Se mudó entonces a Roma y allí practicó la medicina, escribió libors médicos y terminó su célebre autobiografía.

Murió en Roma (una leyenda dice que en el día que él había predicho) y su cuerpo fue trasladado a Milán y enterrado en la Iglesia de San Marco.

One Reply to “Gerolamo Cardano”

Comments are closed.